10 muebles que no ocupan espacio

Imagen tomada de : www.hola.com

¿Pensando en redecorar el dormitorio? Si no quieres liarte mucho, céntrate en la pared principal, en la que se apoya la cama. Nuevos textiles, una mano de pintura a esa pared o un papel pintado; el cabecero y las mesitas de noche y lo sentirás completamente diferente. Pero… ¿y si no hay prácticamente espacio para las mesitas de noche? ¡Pues has llegado al sitio adecuado! Nos centramos en los dormitorios pequeños con una selección de piezas mini, que no ocupan casi espacio en sí y que, por su instalación, también te harán ganar centímetros.

Cajones pequeños suspendidos en la pared

Para lo que lo quieren todo. La mejor mesita de noche es un pequeño cajón suspendido en la pared. De esta manera contarás con una superficie de apoyo y un pequeño compartimento en el que guardar lo imprescindible junto a la cama (gafas, ebook, crema de manos…). Como queda instalada en la pared, resulta muy ligera y podrás ubicarla a la altura que necesites según la de tu cama. Lo ideal para este tipo de mesitas de noche mini es que no tengan más de 30-35 cm de fondo, como esta hecha a medida que propone el estudio Sube Interiorismo.

Imagen tomada de : www.hola.com

Una buena opción para aprovechar el espacio

Como ya sabemos que en los dormitorios pequeños hay que aprovechar cada centímetro (tanto del espacio que se ve como del que queda oculto a primera vista); queremos que te fijes en esta idea que lleva a cabo la interiorista Natalia Zubizarreta. Si la zona del armario o un retranqueo en la pared, queda muy cerca de la mesita de noche; no podrás poner un armario con puertas abatibles en esa zona. Las correderas sí que encajarán. Pero una forma de salvar el fondo de la mesita de noche es diseñar en ese espacio una zona de almacenaje abierta con baldas. Y ya a continuación, el armario que quieras.

Imagen tomada de : www.hola.com

Una mesita de noche mini con patas altas

Las mesitas de noche con patas elevadas estilizan el diseño y hacen que resulten más ligeras que las que quedan pegadas al suelo. Es el caso de este modelo de Kave Home que cuenta con un cubo con puerta y patas metálicas en color negro. Al elevar el cuerpo del mueble del suelo al menos 10-15 cm la sensación de ligereza se potencia. Y si las patas son delgadas y discretas, el efecto se acerca al de una mesita de noche suspendida en la pared.

Imagen tomada de : www.hola.com

La opción de un mueble abierto

Es más que un estante aunque con su ligereza. Las mesitas de noche que no tienen puertas ni cajones, ni frentes de ningún tipo; también son ligeras. Al escoger un diseño de mesita de noche en forma de cubo abierto, ganarás espacio de almacenaje bajo la tapa (que puedes aprovechar con cajas o cestas) pero sin recargar. Así que también puedes copiar esta idea para tu dormitorio mini. Aquí, la interiorista Pia Capdevila ha optado por un modelo en madera junto a una cama de estructura baja. Compensa la diferencia de alturas entre mesita y cabecero con una lámpara de sobremesa grande.

Imagen tomada de : www.hola.com

De obra y a medida

Bien como ménsulas u hornacinas en un cabecero de obra, bien como en este proyecto de Sube Interiorismo, como mesita de noche en bloque. Puede que para salvar una irregularidad de la pared o integrar un pilar tengas que recurrir a una solución de este tipo. La mesita integrada es una buena idea para no saturar el frente de la cama. Al tratarse de una solución diseñada a medida puedes incorporar los puntos de luz y otras instalaciones y contar con una hornacina pintada o revestida con madera.

Una mesita auxiliar siempre es una buena mesilla

Bien porque quieras un diseño diferente que se salga de lo convencional, porque hayas decidido aprovechar alguna que tengas en casa o porque solo quieras una superficie de apoyo sin espacio para guardar; optar por una mesita auxiliar o puf como mesita de noche funciona en dormitorios mini. Suele tratarse de diseños ligeros de no más de 50 cm de diámetro. El espacio que queda debajo de la tapa de la mesa se puede aprovechar con un cesto con o sin tapa para guardar.

Imagen tomada de : www.hola.com

Los diseños más ligeros

Cuando pienses en una mesa auxiliar como mesita de noche ten en cuenta que cuanto más ligera sea su línea, más conveniente es para un dormitorio pequeño. Así, la de estructura alta y estilizada en metal con cristal son sofisticadas y livianas. Las de madera de patas altas, también. Su acabado también definirá el estilo decorativo del ambiente. En un dormitorio mini, no están prohibidos, pero los pufs de estructura en bloque son los más desaconsejados.

Imagen tomada de : www.hola.com

Mesita de noche liviana y con asa para moverla

Este diseño de mesa con asa resulta práctico para moverla de un lado a otro con facilidad. Y lo es no solo porque la limpieza de la zona será más cómoda sino que viene bien para desplazar el mueble cuando se necesite, por ejemplo, para mover las cortinas. En cualquier caso, una mesita de noche ligera es cómoda de trasladar. Si tienes miedo a que se sienta demasiado insignificante al lado de la cama correctamente vestida con sus textiles, copia esta idea: decora el rincón con una llamativa lámpara colgante. El poder decorativo de la luminaria en sí, llenará el ambiente; además de ganar espacio sobre la mesita.

Imagen tomada de : www.hola.com

Cuando se necesita espacio para guardar

Puede que lo que tú quieras es aprovechar la mesita de noche también para guardar y organizar. En este tipo de mueble con cajones se puede almacenar ropa interior, calcetines y algunos complementos de poco tamaño. Así que si es tu caso, opta por un diseño tipo cajonera. Puede tener de ancho 30 cm y de fondo mejor 35-40 cm al menos porque así se desaprovechan menos centímetros con los rieles y estructura interior del cajón. Por lo general, este tipo de mesitas de noche tiene 50 cm de fondo a no ser que recurras a un modelo a medida.

Imagen tomada de : www.hola.com

Mesitas de noche en vertical

Son el tipo de mueble estrecho que se alarga y gana altura. Con ellas puedes encontrar anchos de 25-30 cm. En función de ese ancho puede llevar uno o varios estantes o un cajón. Son apropiadas para completar el frente de la cama cuando no hay mucho espacio, pero deberás tener en cuanta el alto total de la cama con el somier o canapé y el colchón; ya que cuando estas piezas son bajas, las mesitas de noche de este tipo quedan desproporcionadas. Su diseño siempre tiende a ser más clásico. 

Fuente de información : https://www.hola.com/decoracion/galeria/20210527189666/mesitas-de-noche-mini-decoracion-dormitorios-am/10/